Saltar al contenido

Cómo hacer correctamente una sentadilla

Las sentadillas son una forma estupenda de tonificar las piernas y los glúteos, pero también pueden ser duras para las rodillas si no se hacen correctamente. A continuación te explicamos cómo hacer sentadillas sin ejercer demasiada presión sobre las articulaciones:

Empieza por ponerte de pie con los pies separados a la anchura de las caderas y baja como si fueras a sentarte en una silla. Mantén el pecho erguido y el tronco comprometido, y concéntrate en impulsar los talones cuando vuelvas a ponerte de pie. Para mayor desafío, sujeta una pesa en cada mano mientras te pones en cuclillas. Ten cuidado de no dejar que las rodillas sobrepasen los dedos de los pies al bajar, ya que esto puede suponer un esfuerzo innecesario para la articulación.

Hacer una sentadilla correctamente es importante por dos razones. En primer lugar, si no se pone en cuclillas correctamente, no podrá trabajar los músculos de la parte inferior del cuerpo con la mayor eficacia posible. En segundo lugar, si no se pone en cuclillas correctamente, se corre el riesgo de sufrir una lesión. Hay tres puntos principales que hay que recordar al hacer una sentadilla. En primer lugar, mantén los pies separados a la altura de los hombros y apuntando hacia delante. En segundo lugar, doble las rodillas y las caderas, bajando el cuerpo hasta que los muslos estén paralelos al suelo. En tercer lugar, exhala al volver a la posición inicial. Recordar estos tres puntos te ayudará a hacer una sentadilla correctamente y a trabajar eficazmente los músculos de la parte inferior del cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *